Rara vez posteo en mi blog algo personal, a excepción de colgar los links de ecos de prensa en los que aparezco. Hoy sábado, con la rara y cada vez menos asidua alegría de estar en casa, abro una carta personalizada que recibí. Y como se trata de un acto de comunicación, le voy a responder con otro acto de comunicación. La carta es del Gerente de Fidelizacion (sí, de “fidelización”) del Banco Galicia (y del que no me importa dar su nombre), que llega en sobre blanco sin logo. Extraño. No se por qué, imaginé una comunicación de tipo legal. Rápidamente la abro. Era un largo texto que, entre otras cosas, me aclara que el Banco Galicia se quiere mucho con Aerolíneas Argentinas y que el vinculo estrechado es…, bla, bla, bla; que fue… bla, bla; y que seguirá siendo, bla, bla… (gran verso si los hubo e insisto que la misiva es larga). En esa trayectoria hacia [...]