Hoy ocurrió una nueva tragedia ferrovaria en Argentina. La intervención del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, intentó generar lo que se denomina “encuadre” del hecho con la siguiente expresión: “Estamos ante un hecho muy grave, queremos determinar si se trató de un siniestro o un accidente. Es decir, si se pudo evitar, no fue un accidente y se buscará a los responsables“. Lo importante de esto son dos cosas desde la perspectiva de la comunicación de crisis. Lo primero es que el objetivo de una comunicación de crisis es generar certidumbre, y dichas palabras  no dejan en claro si la generaron, sino que mantuvieron lo que en la jerga técnica se denomina “debate frente a incertezas”. Pero sí hubo un intento claro desde la voluntad política y el intento comunicacional de avanzar en respuestas tempranas. Lo segundo, derivado de lo anterior, es tratar de dilucidar qué significan los términos “accidente” y “siniestro” en la [...]