La historia contemporánea de las comisiones y su influencia en la toma de decisiones de grandes y pequeñas instituciones es gigantesca. A menudo situaciones complejas son analizadas por individuos o comisiones que, por su conocimiento temático o posicionamiento social, se constituyen a tal fin, no para que estas se adjudiquen la responsabilidad de decisión sino sólo para aportar información detallada, sin compromiso de que su voz o producto sea utilizado luego por los decisores. Ejemplos de prácticas rutinarias en este sentido, y que afectan a todos los países de la Unión Europea, son los informes que la Comisión Europea delega a expertos. Informes como el “Innovation Tomorrow. Innovation policy and the regulatory framework: Making innovation an integral part of the broader structural agenda” analiza cómo debería actualizarse la política de innovación de la Unión Europea para que sea más efectiva. Desde la publicación en 1995 del Libro Verde sobre innovación existe un reconocimiento generalizado de que [...]