No hay política sin comunicación.

Pero no estamos en el imperio de la comunicación.

Es sólo la política junto a la comunicación.

Es la política con comunicación.

Mario Riorda
Poder Comunicar (o la comunicación del poder)

“No pierden terreno las ideologías, sino los partidos políticos”

Entrevista que me realizara Raquel San Martín para el diario La Nación sobre estrategias y campañas electorales, ideologías y programas en la comunicación política.

En su libro sostiene que en las campañas electorales latinoamericanas recientes la ideología no desaparece, sino que se expresa de maneras diferentes. ¿Cómo?

Cuando digo diferente, digo estéticamente diferente, porque en términos de contenidos, todo lenguaje político tiene una función ideológica. El formato estético que envuelve a las ideologías es un mix compuesto por una intensa emotividad, proliferación de discursos negativos, y una acentuada personalización que suele hace desaparecer el modo de presentación de una ideología específica en términos tradicionales. Analizo en el libro una matriz de 17 componentes que constituyen el discurso ideológico, desde la cual se analizaron 38 campañas presidenciales en América latina, para concluir que el discurso puede ser altamente ideologizado, de ideología moderada o de infraideologización, pero difícilmente carente de ideología. Más allá de posturas teñidas de pragmatismo, siempre lo ideológico aparece, aun bajo recurrentes contradicciones, sea de manera explícita o implícita. La personalización cada día es mayor y aquí pierden terreno no las ideologías, sino los partidos políticos. Hace décadas había aparecido el concepto de homogenización, que suponía la ausencia de diferencias o matices ideológicos, ubicando las diferencias de las campañas en aspectos relativos al estilo o atributos personales. Pero la alta ideologización no es incompatible con la personalización.

El contexto de polarización K-anti K, ¿impulsa o debilita la presencia de contenidos ideológicos o programáticos?

Los contenidos ideológicos están muy presentes en Argentina. Un ejemplo: Néstor Kirchner hizo 20 menciones al Estado en su primer discurso como Presidente, frente a las 2 veces en el discurso de Fernando de la Rúa. Los votos duros de un lado y del otro representan a más de un 50% de la población que tiene sesgos ideológicos evidentes. Pero cuando se habla de contenido ideológico, se habla de mensajes generales, o de algunas propuestas, pero ya no se presentan los contenidos como plataformas electorales a la vieja usanza. Hay que relativizar la vieja definición de que una campaña electoral como debate de las políticas públicas por venir.

¿Le sugeriría a un candidato que enfatizara cuestiones ideológicas o programáticas en sus discursos?

El único discurso que recomiendo es aquel que tenga coherencia y debe ser un traje a medida. En el escenario actual, mucho dependerá del nivel de eficacia de las respuestas ideológicas del oficialismo. En la medida en que el debate público ideologizado sea percibido como necesario para obtener soluciones deseadas, la ideología será un buen y estable predictor electoral. El oficialismo tiene un voto duro de un tercio, muy ideologizado, por lo que no puede abstraerse de un discurso así, máxime con una quincena de medidas que superan el 65% de aprobación a lo largo de su década. Un candidato que aspire a un nicho opuesto, puede oponerse tenazmente a alguna de esas medidas u otras. Cuando se trata de campañas presidenciales, es muy difícil imaginarse discursos abstractos que no se ubiquen explícita o implícitamente en un costado ideológico. A medida que se desciende en el nivel de decisión, esto puede darse. Macri ha hecho varias campañas centrado en la gestión, y no por ello se lo deja de etiquetar ideológicamente. Normalmente, las campañas que niegan la ideología no es que no la tengan, sino que la ocultan pragmáticamente y eso también sirve para ganar.

mario riorda

Perfil: es consultor en temas de estrategia y comunicación política.
Investigación: es coautor, con Marcela Farré, del libro ¡Ey, las ideologías existen! (Biblos), en el que analiza los componentes ideológicos en las campañas electorales recientes de América latina..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>